19 de octubre de 2012

[Libros]Ensayo sobre la ceguera – José Saramago (1995)


Sinopsis:
Un hombre parado ante un semáforo en rojo se queda ciego súbitamente. Es el primer caso de una «ceguera blanca» que se expande de manera fulminante. Internados en cuarentena o perdidos en la ciudad, los ciegos tendrán que enfrentarse con lo que existe de más primitivo en la naturaleza humana: la voluntad de sobrevivir a cualquier precio.
Ensayo sobre la ceguera es la ficción de un autor que nos alerta sobre «la responsabilidad de tener ojos cuando otros los perdieron». José Saramago traza en este libro una imagen aterradora —y conmovedora— de los tiempos sombríos que estamos viviendo, a la vera de un nuevo milenio. En un mundo así, ¿cabrá alguna esperanza? El lector conocerá una experiencia imaginativa única. En un punto donde se cruzan literatura y sabiduría, José Saramago nos obliga a parar, cerrar los ojos y ver.
Recuperar la lucidez y rescatar el afecto son dos propuestas fundamentales de una novela que es, también, una reflexión sobre la ética del amor y la solidaridad. «Hay en nosotros una cosa que no tiene nombre, esa cosa es lo que somos», declara uno de los personajes. Dicho con otras palabras: tal vez el deseo más profundo del ser humano sea poder darse a sí mismo, un día, el nombre que le falta.

Crítica: Como buen libro famoso... esperaba más

Da un poquito de vértigo ser crítico con lo que la opinión general define como una de las obras maestras de un genio de la literatura y Premio Nobel... Pero quizás una de las cosas buenas de hacerse mayor es que uno se va haciendo más inmune a lo que piensen los demás, así que aquí va una opinión discordante.

El libro no me ha parecido ni mucho menos para tanto. Para empezar, no me ha parecido original: la idea de que el hombre pueda perder todo rasgo de humanidad en situaciones extremas la hemos visto plasmada con anterioridad en decenas de otros libros o películas que presenten escenarios post-apocalípticos o similares. Nada nuevo bajo el sol, así que, para empezar, el "meollo" del libro me ha dejado algo frío. Sería interesante si hubiera sido pionero con la idea o la forma de plasmarla, pero me ha parecido que no es así.

Por otro lado, aunque ya sé que no es muy relevante, me han resultado muy poco creíbles multitud de situaciones... la exageradísima actitud de los militares, por ejemplo (sí, ya sé que probablemente el autor ha querido exagerarlo aposta, pero no creo que hiciera falta, y cae en lo estrambótico, desde mi punto de vista) o detalles absurdos como que en una epidemia así las autoridades no utilicen medios de protección (¿militares sin trajes de protección antibiológica?). Detalles tontos si queréis, pero que me han resultado fastidiosos.

Y el estilo... en fin... Molesto. Muy molesto. Carencia de puntos, diálogos encadenados sin diferenciación de quién habla, etc. Muy molesto, y no veo que aporte absolutamente nada positivo. Otros autores que han usado técnicas "originales" como la carencia de puntos en los textos o similares, lo han hecho para conseguir un efecto determinado (sensación de conversación compulsiva, o de urgencia, o de un modo de hablar determinado...), es decir, otros han usado estilos no convencionales consiguiendo transmitir algo con ello. Pero con este estilo, a mí Saramago sólo me ha transmitido fastidio.

En fin, no digo que me haya parecido mal libro... pero ni mucho menos la obra maestra que esperaba encontrar, dada su fama. Será que soy yo el rarito...

Nota personal: 5,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada