15 de noviembre de 2012

[Libros] ¿Está usted de broma, Sr. Feynman? / ¿Qué te importa lo que piensen los demás? – Richard P. Feynman (1994)

Incluyo en una misma entrada los dos libros, ya que son como dos partes de un todo. Aunque las reseñas irán separadas.


¿Está usted de broma, Sr. Feynman? – Richard P. Feynman (1987)

Por fin pude leer este libro. Andaba detrás de él desde hace años, pero no conseguía encontrarlo fácilmente; vale, tampoco puse un empeño desmedido… pero no lo encontraba en las bibliotecas próximas, y tampoco mi interés era tan exagerado como para encargarlo en una librería, era más bien curiosidad. El caso es que finalmente, y gracias al auge del libro electrónico, cayó en mis manos primeramente la versión inglesa y me lo leí. ¡Me encantó! Meses después encontré la versión en castellano, en la que pierde bastante (la traducción es algo penosa), de modo que os recomiendo que, si os defendéis aceptablemente con el inglés, leáis el original. Merece la pena.

Sinopsis:
Richard P. Feynman es uno de los físicos teóricos más brillantes del siglo XX, especialista en electromecánica cuántica. Este libro es una biografía sui generis, donde cuenta cosas de su infancia cuando reparaba radios pensando, de su experiencia en Los Álamos trabajando en el proyecto Manhattan, la creación de la bomba atómica e intentaba reventar las cajas fuertes de sus compañeros, de su experiencia como percusionista en una escuela de samba brasileña, de sus encuentros con físicos como Einstein, Von Neumann y Pauli, con apostadores profesionales de Las Vegas como Nick el Griego y con algunas chicas de club de alterne, entre otros. Feynman es quizá el único caso de persona que fue declarado deficiente mental por el ejército norteamericano y ganó luego el Premio Nobel de Física en 1965.

Crítica personal: Aventuras de un bromista genial

Mucha gente sé que ni se acercará a este libro porque le sonará a “ladrillo” de divulgación científica. Pues diré que los que piensan así no pueden estar más equivocados: aunque a ratos menciona la física, que fue la gran pasión de su vida y como tal se muestra en el libro, no es en absoluto un libro sobre física, ni de divulgación científica, ni nada así.

Se trata de lo que podríamos definir como una colección de anécdotas, aunque el propio subtítulo del libro define perfectamente su contenido: "Aventuras de un personaje curioso". Curioso, sí, y mucho, un tipo "raro" pero envidiable, que disfrutó la vida haciendo mil cosas. Alguien que probablemente era un genio, porque si no, no entiendo que pudiera llegar a ganar un Nobel en física a la vez que aprendía a pintar, a tocar la “frigideira” en una “escola do samba” brasileña (tocando por las calles con chicos de las favelas, vestido con harapos, y llegando a desfilar en carnaval), a disfrutar (y ligar) en Las Vegas, a frecuentar bares de topless, a hacerse un experto destripador de candados y cajas fuertes... Y a la vez no sólo desarrollaba su especialidad (física teórica) hasta llegar a conseguir un Nobel (que por cierto quiso rechazar), sino que llegó a interesarse con bastante profundidad por temas tan dispares como biología, filosofía... Alucinante.

La verdad es que esta colección de anécdotas de la vida de este hombre merece la pena leerse. Con ellas pasaremos del asombro a un asombro aún mayor, sin dejar casi nunca de sonreír. Un tipo brillante, ingenioso, bromista a más no poder, sin pelos en la lengua y alejado de cualquier convencionalismo, así era Feynman y así se muestra en este libro. Una obra para pasar un rato ameno conociendo la verdadera y sorprendente personalidad de un gran científico.

Nota personal: 8


¿Qué te importa lo que piensen los demás? – Richard P. Feynman (1990)

Sinopsis:
¿QUÉ TE IMPORTA LO QUE PIENSEN LOS DEMÁS? es una transcripción de las conversaciones que el genial físico mantuviera con Ralph Leighton. Las divertidísimas anécdotas que ponen de manifiesto el sentido del humor de Feynman, se completan con un fascinante relato de la investigación que siguió a la explosión del transbordador espacial Challenger en 1986 y cómo Feynman ilustró las causas del desastre mediante un elegante experimento consistente en algo tan sencillo como sumergir un anillo de goma en un vaso de agua fría. El libro, junto con ¿ESTA USTED DE BROMA, SR. FEYNMAN?, constituye el mejor ejemplo de cómo los genios de la ciencia pueden ser sumamente atractivos y divertidos.

Crítica: Contenido aceptable, edición impresentable

Que lo que más destaque de un libro sea su edición, ya es mala cosa. Si además destaca para mal, qué decir...

Sobre la traducción y revisión del texto, decir que es una verdadera chapuza es poco. El traductor es absolutamente pésimo, no ya en la terminología más técnica y científica (que hay muy poca), sino en general: una traducción excesivamente literal que da lugar a frases "artificiales", cuando no llena de errores de aprendiz de inglés de primer año (¿cómo se puede traducir un "you're welcome" -de nada- como respuesta a un "gracias" por "bienvenida seas"? No es más que un ejemplo...). Pero aparte de la penosa traducción, la edición muestra la mera carencia de una revisión decente del texto, que tiene claras erratas aquí y allá. La edición es una verdadera porquería, por no decir algo peor...

Sobre el contenido, que al fin y al cabo es lo que importa (aunque lo otro molesta, y mucho):

En mi opinión, este libro es claramente inferior al primero ("¿Está usted de broma, Sr. Feynman?"). Diría más, apostaría a que se trata de un refrito preparado con material de desecho del primero, para explotar con un segundo volumen el relativo éxito de ventas de aquél. El resultado es el que se puede esperar de algo así: de cierto interés para quienes hayan disfrutado del primero, pero poco más. De hecho, creo que si no se ha conocido el carácter y forma de ser de Feynman leyendo el primer libro, la lectura directa de éste quedaría bastante "coja". Vamos, que recomendaría fervientemente no leer este libro sin haber leído antes el otro, o decepcionará. Habiendo leído el otro no llega a decepcionar... pero tampoco es para tirar cohetes. Normalito.

Personalmente, lo que más me ha gustado es la segunda parte, la que relata la participación de Feynman en la comisión de investigación del accidente del Challenger. Pero supongo que me ha gustado especialmente por razones personales: se trata de algo en lo que profundicé mucho cuando me documentaba para mi tercer libro (Houston, tenemos un problema), conociendo en detalle toda la investigación de la comisión (me empollé el informe de cabo a rabo, con sus tropecientas páginas), por lo cual lo que cuenta Feynman en esta segunda parte me resulta muy familiar, pero al mismo tiempo aporta un punto de vista nuevo que no aparecía en el informe: el de "la parte de atrás", los entresijos de la investigación, los obstáculos que se encontraron en ocasiones los miembros de la misma para realizar su trabajo, o los detalles de cómo el propio Feynman (el miembro más activo de la comisión) sonsacó algunos de los hechos que serían claves en el informe final. Por todo ello, me ha resultado muy interesante, pero claro, es algo personal...

El libro se complementa (otra vez, diría que para rellenar y justificar el nuevo libro) con el famoso "Apéndice F" al informe de la comisión investigadora, una especie de "notas personales" del propio Feynman al informe. El apéndice no sólo se convertiría en la parte más famosa del informe de la comisión, sino que personalmente lo considero de un gran interés, por sus ejemplos y sentido común, para todos los que trabajamos en áreas técnicas que tengan un compromiso con la seguridad. Personalmente, el apéndice F siempre me ha parecido una joyita. Ahora bien, introducirlo sin más en un libro de divulgación para el público general no me parece del todo apropiado; aunque su comprensión es sencilla (hay una "filosofía técnica" realmente profunda, pero fácilmente entendible), requiere una "puesta en escena", una introducción a algunos términos, o al menos una serie de notas al pie aclaratorias, para no resultar un galimatías para el lector medio. Y nada de eso hay en este libro, donde se mete el apéndice F "a pelo", sin más.

Eso ya sería, como digo, un obstáculo para su comprensión para quien no conozca la jerga no sólo técnica, sino del mundillo aeroespacial... Pero si a esto le sumamos una traducción absolutamente lamentable, especialmente en esta parte (debido precisamente al contenido técnico, que el traductor claramente desconoce absolutamente y por tanto tergiversa al traducir), el resultado es que el apéndice F introducido en este libro es prácticamente ininteligible para cualquiera. Os lo aseguro: he leído ese apéndice (el original, quiero decir) quizás más de diez veces; algunos párrafos casi me los sé de memoria; y sin embargo, leyendo esta versión muchos fragmentos me sonaban a chino. Absolutamente penoso.

Resumiendo (tras el rollo anterior, esto suena a chufla): ¿recomendaría este libro? Si has leído el primero y te ha gustado, sí. Si, como yo, has caído cautivado por la personalidad de este curioso personaje que fue Richard Feynman, sí; a pesar de todo lo anterior, seguramente disfrutarás de este libro; no tanto como del anterior, pero lo suficiente como para justificar su lectura. Si por el contrario no entras en esta categoría... casi mejor déjalo pasar.

Nota personal: 5



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada