6 de mayo de 2014

[Libros] Mr Gwyn – Alessandro Baricco (2011)

No conocía a Baricco, pero me decidí a descubrirlo a través de este libro después de leer una serie de críticas prácticamente unánimes alabándolo.

Sinopsis:
Jasper Gwyn es escritor, vive en Londres y, verosímilmente, es un hombre que ama la vida. De repente, tiene ganas de parar de escribir, aunque la suya no es la crisis que aflige a los escritores sin inspiración, él parece querer cambiar de perspectiva, llegar hasta el meollo de cierta magia. Le sirve de apoyo, de cómplice, una muchacha que va recogiendo lo que progresivamente va siendo el misterio de Mr Gwyn. Baricco entra en las simetrías secretas de este misterio con el paso seguro y resuelto de quien conoce y ama los senderos que recorre, y el resultado es una joya literaria.

Crítica personal: Entrañable
Escribo esta reseña una semana después de haberlo terminado, y debo decir que, si bien lo terminé muy satisfecho, el libro ha ido perdiendo algo en mi memoria con el paso de los días. Eso no es una señal demasiado buena: indica que el libro me ha marcado poco tirando a nada. Pero lo cierto es que disfruté leyéndolo.

La historia de Mr Gwyn es como un cuento. No sólo el argumento es poco verosímil, sino que también se introducen elementos surrealistas y unos personajes, y un clima general, como de cuento. A esto hay que sumarle el estilo literario de Baricco, con una prosa  muy sencilla pero muy cuidada, muy estudiada para crear un clima especial con su lectura. Se trata, como he leído en algún sitio (y me parece bastante acertado) de un estilo de escritura casi “naif”, pero que le va muy bien a la historia.

Mr Gwyn es un relato bastante corto cuyo propósito creo que es justamente resultar entrañable. El texto destila buen rollo, una especie de cariño fraternal cuasiuniversal, que al final se contagia. Y eso es lo que hace realmente agradable su lectura. Quieras o no, acabas atrapado en la prosa del autor y sumergido en el clima del libro. Un clima algo dulzón, podríamos decir, pero sin ser ñoño en absoluto. Hay que reconocer que Baricco lo hace bien, y consigue envolverte con su prosa en un ambiente especial, con algo de onírico y de poético, logrando crear un entorno muy agradable.

Poco más puede decirse del libro: solamente eso, que es una lectura breve y agradable, entrañable, que se lee “con cariño” y hace que se disfrute de su lectura. Y bien escrito. No es un libro que pueda decir que me haya apasionado o que me haya marcado de laguna forma, pero sí es un libro que he leído con gusto y me ha hecho pasar un rato agradable, que no es poco.

En cualquier caso, recomendable. Disfrutaréis con la lectura de este cuento diseñado para tocar la fibra, aunque con suavidad, sin dramas y sin estridencias. Un libro “bonito”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada