11 de marzo de 2014

Cita de hoy

Supongo que hoy en día la cosa habrá cambiado mucho... pero aún en los "modernos" años 80, me consta que esto que se describe aquí (escrito a principios del siglo XX) aún se daba en muchos pueblos de España. Conocí personas que lo vivían. A los de ciudad nos parecía inconcebible que "aún hoy" (por entonces) sucediera esto:

En un pueblo todo el mundo está comprometido, o casado, o anda enredado. No hay otra cosa que hacer allí. Uno va al colegio. Empieza por acompañar a alguna chica hasta su casa, quizá por la sola razón de que vive cerca. Uno crece. Ella le invita a fiestas en su casa. Es invitado a otras fiestas familiares y se le dice que vaya con ella. Hay que acompañarla a casa. Pronto sucede que nadie más la saca a pasear. Todo el mundo cree que es la preferida de uno, y entonces... Bueno, si no la invita a salir de paseo, empieza uno a sentirse un sinvergüenza. Y luego, como no hay otra cosa que hacer, uno termina casándose.


Un árbol crece en Brooklyn – Betty Smith

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada