24 de febrero de 2013

[Libros] Los asesinos del emperador – Santiago Posteguillo (2011)

Sinopsis:
Un relato impactante, descomunal, que traslada al lector a la Roma imperial de los Césares. En la tempestuosa Roma del siglo I d.C. los atemorizados ciudadanos intentan sobrevivir al reinado de Domiciano, un emperador dispuesto siempre a condenar a muerte a cualquiera que pudiera hacerle sombra. En este ambiente turbulento se fragua una conspiración para asesinarlo. La conjura es complicada de trazar y muy peligrosa para todos los implicados, entre los que se encuentran Trajano y Domicia, la emperatriz, pieza clave en esta conspiración. Las mayores dificultades estriban en burlar la guardia pretoriana. Pero un grupo de gladiadores sin nada que perder, serán los encargados de encontrar la fisura. Bienvenidos al mundo de Marco Ulpio Trajano, el primer emperador hispano de la Historia.

Crítica: A la sombra de Escipión... pero un gran libro

El único problema de este libro es que su autor lo escribiera después de haber "perpetrado" la sublime trilogía de Escipión el Africano. El carisma de los personajes de aquella trilogía es inigualable, su nivel es estratosférico, y es inevitable hacer comparaciones. Los personajes de este nuevo libro no tienen ese carisma ni de lejos, ninguno de ellos. Ahora bien... estamos, sin ninguna duda, ante una gran novela histórica.

De nuevo nos veremos inmersos en la Roma antigua, esta vez durante su etapa imperial. El libro sigue siendo, como los anteriores, tremendamente ameno a la vez que riguroso y bien documentado, y uno se ve trasladado como si nada a las calles de Roma. La historia... no es gran cosa, no hay un hilo argumental claro, en el fondo es la descripción de unos años turbulentos en la historia de Roma, en los que se sucedieron (entre guerras civiles y asesinatos) varios emperadores en pocos años. Para amenizarlo, se plantea una historia secundaria de gladiadores, que nos introduce en los entresijos de las luchas en el Coliseo, y que, finalmente, se entrecruza con la trama central. Posteguillo conoce su oficio, y sabe insertar elementos que den emoción e interés a historias que en manos de otros escritores podrían ser mortalmente aburridas, pero que él consigue transformar en novelas apasionantes.

En cualquier caso, creo que en este libro se nota un poco que el autor quería hacer otra trilogía, en este caso sobre Trajano, pero que en este caso el personaje no daba realmente para tres libros y ha tenido que meter bastante “relleno”. Pero, pese a todo, ya digo que resulta tremendamente ameno, como todas sus obras.

Tiene algunas cosas que no me han gustado; en concreto, la nueva manía del autor por intentar dar énfasis a las frases repitiendo la última parte. La última parte. Consigue hacerse tremendamente irritante y cansino. Irritante y cansino. Espero que no siga por este camino en los próximos libros... Espero que no siga...

Nota personal: 8,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada