24 de abril de 2014

[Libros] Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea – Annabel Pitcher (2011)

Me temo que esta crítica, sin ser en absoluto negativa, quizás levante ampollas, porque éste es uno de esos libros que a todo el mundo le encanta. A mí me ha gustado, sí… pero ha estado muy lejos de apasionarme.

Sinopsis:
Poco antes de cumplir diez años, el pequeño Jamie se va a vivir al norte de Londres con su padre separado, su hermana adolescente Jasmine y su gato Roger para empezar desde cero. Han pasado cinco años desde la muerte de Rose, la gemela de Jasmine, en un atentado terrorista islámico en Londres. Sus padres no han conseguido superar el dolor y parece que Jasmine tampoco: se ha teñido el pelo de rosa, se ha hecho piercings y ha optado por no comer. La familia se ha venido abajo. Pero en todo ese tiempo Jamie no ha derramado una sola lágrima. Para él Rose, cuyas cenizas reposan en la repisa de la chimenea, no es más que un recuerdo lejano. Le interesan mucho más su gato Roger, la camiseta de Spiderman que le han regalado por su cumpleaños o que su padre no se entere de que se ha hecho amigo de una niña musulmana paquistaní. Un día, al ver en la televisión un anuncio buscando jóvenes talentos que sepan cantar, se convence de que eso puede hacer que las cosas cambien y que toda la familia pueda salir adelante.

Crítica: un librillo agradable

Éste es uno de esos libros que gusta a todo el mundo. Es tierno, con toques tristes pero también con otros alegres, y, sobre todo, escrito desde la visión de un niño. Eso ya le aporta muchos puntos para enternecer al lector.

Y, realmente, creo que eso es lo que le salva. A ver, no digo que sea lo único bueno que tiene… pero si no fuera por ese toque que le da la visión infantil, creo que perdería la mayor parte de su encanto. Porque, realmente, aparte de esto tiene muy poquito: todo gira alrededor de una familia desestructurada tras haber sufrido una tragedia, y cómo lo vive el hijo menor (9-10 años). Sin grandes dramas ni grandes acontecimientos, se nos describe la vida diaria de un niño sumido en una situación familiar anómala, aunque, como niño, es el que mejor se adapta a ella. Poco más puedo decir, quizás porque el libro no tiene mucho más... anécdotas, pequeñas historias... la vida diaria, básicamente.

El resultado es un libro agradable, tierno aunque sin pasarse, tragicómico, fácil de leer, corto... En fin, un libro de esos que siempre gustan. Pero, para mi gusto, le ha faltado algo de "garra". Está bien escrito, resulta ameno (su brevedad, 230 páginas en papel, también ayuda) y el toque de la visión infantil le da ese encanto especial que automáticamente, si está bien logrado (y lo está), te enternece el corazón. Pero, en el fondo, hay poco más.

En resumen: me ha parecido un libro atractivo, que se lee rápido y bien, con toques de ternura y que gustará a todo el mundo. Y nada más. No es un libro que me haya entusiasmado ni que me haya aportado nada, más allá de pasar un rato agradable. Pero eso, a menudo, es más que suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada