31 de julio de 2013

[Libros] La cortesana – Sarah Dunant (2006)

Para escribir un buen libro, no basta una buena historia. Un buen escritor puede hacer un buen libro con una base prácticamente inexistente… pero sin talento, la mejor historia se queda en nada. Es como contar un chiste: todos sabemos que aquel chiste con el que nos reímos hasta llorar no levanta ni una sonrisa cuando lo contamos nosotros; y viceversa, el peor chiste del mundo puede divertirnos si quien lo cuenta es hábil haciéndolo. La literatura tiene mucho parecido con esto. Y este libro es una buena muestra… para mal.

Sinpsis:
Escapando del saqueo de Roma en 1527, mientras en sus estómagos se agitan las joyas que han conseguido esconder, la cortesana Fiammetta y su compañero Bucino se dirigen a Venecia, una de las ciudades más importantes del mundo en el momento más poderoso de su historia. Juntos constituyen la perfecta sociedad: un enano de agudo ingenio y su astuta y hermosa ama, adiestrada desde la cuna para seducir y satisfacer a los hombres.
En la ciudad de la belleza, la lujuria y el exceso, la seducción es el arte de la supervivencia. Pero cuando la supervivencia se convierte de nuevo en fortuna, la alianza de esta insólita pareja se ve amenazada.
Sarah Dunant relata la edad dorada de las cortesanas, y revela las armas secretas mediante las que la infalible Fiammetta cautiva a toda una sociedad, hasta poner la ciudad de los canales a sus pies.
La cortesana es una novela deliciosamente escrita sobre los pecados del placer y los placeres del pecado. Elogiada por la crítica, ha sido elevada a las listas de los libros más vendidos por los lectores de los veintiséis países en que está siendo publicada. Un fascinante relato sobre el deseo, la traición, la religión y la avaricia fantásticamente ambientado, una lectura que airea los secretos de un tiempo memorable.

Reseña: Una buena historia bien documentada, pero que no deja huella
No deja huella, e incluso por momentos aburre. Estuve tentado de abandonarlo al poco de empezarlo, y posiblemente lo hubiera hecho si su limitada extensión no me hubiera animado a seguir adelante (no había tanto que perder como con un libro largo). También mi amor por Venecia, una ciudad que he me encanta y que conozco aceptablemente (un total de 9 días pasados allí en tres visitas; y espero que haya más) animaba algo la lectura. Porque la buena ambientación y las buenas descripciones de la ciudad y las costumbres de la época, son lo más destacable del libro.

El caso es que la historia podría ser buena. En manos de un escritor más hábil, y combinado con esa buena documentación que se nota en el texto (algo que sin duda hay que valorar a su autora, no todos son tan rigurosos, ni mucho menos), podría haberse convertido en una novela estupenda y hasta apasionante. Pero le falta chispa. Le falta interés, le falta amenidad, le falta… no sé, ese algo que hace que te guste un libro. No puedo decir que esté mal escrito, no lo está; pero es anodino. No engancha. Aburre. Sólo en su última parte, a partir de las tres cuartas partes de texto, empecé a sentir un pequeño interés por lo que iba a pasar. Demasiado tarde.

Si os interesa la ciudad y/o la época, o si sois capaces de recrear mentalmente la Squola Grande di San Marco, la iglesia y campo de San Giovanni y Paolo, Santa María dei Miracoli, la Ca d’Oro, San Michele, el Arsenal o el casi desconocido gueto judío de Venecia, entonces quizás podría recomendaros este libro, porque algo disfrutaréis con él, aunque sólo sea por identificar los lugares de la historia. Pero para quien el conocimiento de la ciudad se limite a los otros lugares más conocidos que también aparecen en el texto (puente de Rialto, Gran Canal, Piazza San Marco y Palacio Ducal, con las columnas de la justicia), sin tener tampoco un interés especial en el ambiente social de la época, me temo que este libro va a tener un interés escaso. Ya digo que yo, aunque me encontraba entre los primeros (como amante de la ciudad, más que de la época en sí), lo he aguantado por los pelos…

Nota personal: 5 peladito como novela, aunque valorando muy positivamente su buena ambientación y documentación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada